Cómo quitar el enrojecimiento en el rostro afectado por rosácea

Cómo quitar el enrojecimiento en el rostro afectado por rosácea

Muchas personas afectadas por la rosácea suelen cubrir la piel con bases de maquillaje de tonos amarillos o verdes, sin embargo, lo ideal no es ocultar el enrojecimiento de la piel sino curarlo.

Para ello, existen diversos productos, tanto naturales como procesados que pueden ayudar a mejorar tanto la apariencia como la salud de la piel. También están disponibles algunos procedimientos médicos para tratar la rosácea.

Productos naturales

Vitaminas: las vitaminas B y B12 mejoran los síntomas de la rosácea y reducen notablemente los brotes. Se recomienda consultar con un especialista la dosis ideal para ingerirlas.

Clorhidrato de betaína: previene la acidez estomacal y mejora la digestión. Puede consumirse de una a tres tabletas antes de cada comida, pudiendo reducir la dosis si se experimenta mejora. Consultar con un especialista antes de consumir cualquier medicamento natural o medicinal.

Aloe Vera: esta planta contiene propiedades que hidratan y suavizan la piel, al tiempo que la regeneran. Logra también expulsar las bacterias y las acumulaciones de grasa que se alojan en las capas de la piel (epidermis, dermis e hipodermis). Sus propiedades regenerativas y cicatrizantes proporcionan un alivio a la piel afectada, que empieza a recomponerse al poco tiempo. Del mismo modo, funciona como filtro solar, evitando los efectos de los rayos ultravioleta UVA y UVB y las quemaduras por el sol.

Algunas cremas para combatir la rosácea

Ácido azelaico tópico: se utiliza para la eliminación de lesiones, protuberancias y tumefacciones. Del mismo modo, es usada para tratar el acné. Este gel mata las bacterias que enferman los poros y reduce la producción de queratina.

Metrodinazol tópico: reduce el enrojecimiento y la cantidad de lesiones cutáneas, aunque no cura del todo la afección. Se recomienda que sea prescrito por un especialista para evitar efectos secundarios.

Sulfacetamida oftálmica: se utiliza para detener el aumento de bacterias que ocasionan infecciones oculares. Debido a que la rosácea puede llegar a afectar los ojos, es común el uso de este medicamento junto a las cremas tópicas anteriormente descritas.

Eritromicina y el peróxido de benzoilo: en combinación, se utilizan para combatir el acné, ya que es capaz de matar las bacterias que lo ocasionan.

Procedimientos médicos

Inyecciones: a través de las inyecciones se administran medicamentos hacia los capilares para que éstos puedan cerrarse y hacerse invisibles. Son dolorosas pues la piel afectada suele ser muy sensible.

Electrocoagulación: Por medio del uso de agujas eléctricas en el capilar dilatado se hace posible su cierre. Es también un proceso algo doloroso y se corre el riesgo de quedar con algunas cicatrices.

Láser: es el tratamiento ideal para casos avanzados de rosácea. Para eliminar las telangiectasias o arañas vasculares se utiliza el láser vascular. El uso del láser logra una mejoría en la piel luego de un mes de terapia controlada y continua. En un principio, la piel puede verse ligeramente inflamada y con color rojo-violáceo, pero es un efecto normal del uso de rayos láser.

Estos son sólo algunos tratamientos que pueden usarse para combatir la afección, sin embargo, no existe una cura única, por lo que quizá sea necesario hacer uso de diversas combinaciones hasta hallar el que mejor se adapte a nuestra piel.

Comments are closed.