¿Qué es rosácea?

Rosácea es una condición de la piel en la que se produce enrojecimiento de la cara.  Se parece a un sonrojo fuerte con las mejillas rojas, especialmente en la mayoría de las personas con piel clara. Sin embargo puede ser difícil distinguir si uno tiene rosácea.

La rosácea a menudo ocurre en personas con historia familiar de la condición . También ocurre en personas que tienen piel clara y tienden a ruborizarse con facilidad. Aunque la condición de la piel ha sido identificada, los médicos no saben la causa exacta de la rosácea. Sin embargo, hay factores comunes conocidos que  agravan el enrojecimiento de  la piel. Algunas causas son la exposición a los elementos, el consumo de alcohol, hacer ejercicio fuerte y otras actividades que aumentan el ritmo cardíaco y el flujo sanguíneo.

Diferencias entre un enrojecimiento  normal y rosácea. El enrojecimiento de la piel causado por rosacea dura  mucho más tiempo que un rubor temporal y puede durar hasta un par de días.  La piel de la cara puede sentirse demasiado sensible, similar a una quemadura solar.

También afecta los ojos, con síntomas de sequedad, enrojecimiento e hinchazón. También puede causar las venas de telaraña en la cara. La mayor diferencia es la presencia de acné como espinillas junto con el enrojecimiento de la cara son pequeños granos que crecen a lo largo de la cara.

Un efecto poco común pero  sorprendentemente es rinofima, que es un engrandamiento de la nariz debido al crecimiento de la piel en la área concentrada. Esto solo ocurre normalmente  en rosácea avanzada.

A pesar de ser una condición embarasoza y no hay cura, hay algunas opciones. Las mejillas de color rojo se puede ocultar fácilmente con maquillaje. Si se quiere disminuir el enrojecimiento de la piel, antibióticos y cremas pueden ser prescritos por los médicos para ayudar en el alivio. Si eso no es satisfactorio, tienes otras opciones como la cirugía láser. Cirugía láser puede eliminar potencialmente el enrojecimiento de la cara, el repetimiento de los tratamientos puede ser necesario para eliminar el enrojecimiento permanente.

En general rosácea no es una condición mortal, así que el tratamiento es totalmente a la discreción de la persona.

Productos recomendados para el cuidado de la piel con rosácea

Productos recomendados para el cuidado de la piel con rosácea

Existe en el mercado gran cantidad de productos para la piel que, sin embargo, contienen ingredientes y aditivos que pueden irritar y agravar la condición de la zona afectada por la rosácea.

Para prevenir esto, es necesario conocer cuáles son los ingredientes que son dañinos o que pueden activar la rosácea, pues por ser una enfermedad crónica ésta no tiene un patrón de seguimiento estable. Asimismo, se debe tener en cuenta que la piel es sensible y está expuesta a diversos agentes que aceleran su deterioro.

Entre los ingredientes que deben evitarse se encuentra el alcohol, la esencia de eucalipto, el mentol, el aceite de clavo con olor, las fragancias, el canfor, el Sodium Lauryl Sulfate y Sodium Laureth Sulfate, la Hoja de Menta (también llamada Mentha Piperita o Peppermint).

Asimismo, debe utilizarse moderadamente los esteroides tópicos pues su uso prolongado puede ocasionar tanto el aumento de la rosácea como la aparición de estrías, manchas y acné en la zona afectada.

La rosácea ante el clima

Cuidados de la piel en climas fríos: protegerse del viento es esencial para evitar la activación de la rosácea pues el frío causa la dilatación de los vasos sanguíneos afectados. Por esa razón es necesaria la utilización frecuente de crema hidratante y pañuelos para cubrir el rostro.

. Cuidados de la piel en climas calientes: es sol es el principal causante de daños en la piel, por tal motivo es imprescindible el uso de protector solar en conjunto con las cremas hidratantes para bloquear el paso de los rayos ultravioleta UVA y UVB. El uso de un sombrero también sería de gran ayuda pues le brindaría sombra a la piel de la cara.

En general, a las personas afectadas con la rosácea se les recomienda el uso de máscaras faciales ante ambientes que presenten un cambio de clima drástico, como el interior y exterior de una casa, por ejemplo. Esto permitirá a la piel adaptarse al medio ambiente poco a poco.

Maquillaje para pieles enrojecidas.

Existen barras protectoras que son utilizadas para recubrir los vasos dilatados y el enrojecimiento facial. Lo ideal es que sean naturales y tengan resistencia a la transpiración y al agua.

Es recomendable el uso de una base de maquillaje hidratante, ligera y sin grasa. Para ello, será necesario limpiar la piel con limpiador que no contenga alcohol ni fragancia, luego enjuagar con agua tibia o fría y secar con una toalla suave.

Seguidamente, se debe aplicar la crema o tratamiento tópico, esperar treinta minutos para que pueda ser absorbida por la piel y, posteriormente, aplicar el maquillaje.

Cremas para combatir la rosácea

Los especialistas recomiendan las cremas tópicas a base de azufre pues este componente coadyuva a la reducción de la piel grasa. Del mismo modo, las cremas con esteroides pueden ser de gran ayuda siempre y cuando no se usen durante un tiempo prolongado.

Los antibióticos tópicos como el metrodinazol ayudan a controlar las erupciones cutáneas y previenen la hinchazón. También puede reforzarse el tratamiento con antibióticos orales como la minociclina, doxiciclina y tetraciclina. Muchos dermatólogos recomiendan, además, el uso de la vitamina A en sus tratamientos contra la rosácea.

Cómo quitar el enrojecimiento en el rostro afectado por rosácea

Cómo quitar el enrojecimiento en el rostro afectado por rosácea

Muchas personas afectadas por la rosácea suelen cubrir la piel con bases de maquillaje de tonos amarillos o verdes, sin embargo, lo ideal no es ocultar el enrojecimiento de la piel sino curarlo.

Para ello, existen diversos productos, tanto naturales como procesados que pueden ayudar a mejorar tanto la apariencia como la salud de la piel. También están disponibles algunos procedimientos médicos para tratar la rosácea.

Productos naturales

Vitaminas: las vitaminas B y B12 mejoran los síntomas de la rosácea y reducen notablemente los brotes. Se recomienda consultar con un especialista la dosis ideal para ingerirlas.

Clorhidrato de betaína: previene la acidez estomacal y mejora la digestión. Puede consumirse de una a tres tabletas antes de cada comida, pudiendo reducir la dosis si se experimenta mejora. Consultar con un especialista antes de consumir cualquier medicamento natural o medicinal.

Aloe Vera: esta planta contiene propiedades que hidratan y suavizan la piel, al tiempo que la regeneran. Logra también expulsar las bacterias y las acumulaciones de grasa que se alojan en las capas de la piel (epidermis, dermis e hipodermis). Sus propiedades regenerativas y cicatrizantes proporcionan un alivio a la piel afectada, que empieza a recomponerse al poco tiempo. Del mismo modo, funciona como filtro solar, evitando los efectos de los rayos ultravioleta UVA y UVB y las quemaduras por el sol.

Algunas cremas para combatir la rosácea

Ácido azelaico tópico: se utiliza para la eliminación de lesiones, protuberancias y tumefacciones. Del mismo modo, es usada para tratar el acné. Este gel mata las bacterias que enferman los poros y reduce la producción de queratina.

Metrodinazol tópico: reduce el enrojecimiento y la cantidad de lesiones cutáneas, aunque no cura del todo la afección. Se recomienda que sea prescrito por un especialista para evitar efectos secundarios.

Sulfacetamida oftálmica: se utiliza para detener el aumento de bacterias que ocasionan infecciones oculares. Debido a que la rosácea puede llegar a afectar los ojos, es común el uso de este medicamento junto a las cremas tópicas anteriormente descritas.

Eritromicina y el peróxido de benzoilo: en combinación, se utilizan para combatir el acné, ya que es capaz de matar las bacterias que lo ocasionan.

Procedimientos médicos

Inyecciones: a través de las inyecciones se administran medicamentos hacia los capilares para que éstos puedan cerrarse y hacerse invisibles. Son dolorosas pues la piel afectada suele ser muy sensible.

Electrocoagulación: Por medio del uso de agujas eléctricas en el capilar dilatado se hace posible su cierre. Es también un proceso algo doloroso y se corre el riesgo de quedar con algunas cicatrices.

Láser: es el tratamiento ideal para casos avanzados de rosácea. Para eliminar las telangiectasias o arañas vasculares se utiliza el láser vascular. El uso del láser logra una mejoría en la piel luego de un mes de terapia controlada y continua. En un principio, la piel puede verse ligeramente inflamada y con color rojo-violáceo, pero es un efecto normal del uso de rayos láser.

Estos son sólo algunos tratamientos que pueden usarse para combatir la afección, sin embargo, no existe una cura única, por lo que quizá sea necesario hacer uso de diversas combinaciones hasta hallar el que mejor se adapte a nuestra piel.

Tratamiento combinado para la rosácea: posible cura definitiva en proceso de patente

Estudios recientes han determinado los beneficios que reportan dos moléculas específicas en el tratamiento de la rosácea, a saber: Brimonidina y la Oxymetazolina.
 

Ambas moléculas, por separado, han demostrado ser potentes agentes curativos del eritema o enrojecimiento facial. Ahora, se trabaja en la patente de un fármaco que contenga ambos componentes para probar un tratamiento combinado que bien pudiera ser la posible cura definitiva de la rosácea.

 

Brimonidina  y Oxymetazolina
La Brimonidina es un medicamento utilizado para tratar la hipertesión ocular que genera el glaucoma. Su uso es observado cuidadosamente ya que es un a agonista adrenérgico, es decir, que tiene efectos similares a la adrenalina, por lo que no se recomienda en pacientes con enfermedades cardiovasculares.
 
La Oxymetazolina, por su parte, es un vasoconstrictor de gran alcance, esto significa que es capaz de cerrar los vasos sanguíneos, el cual es muy utilizado para combatir algunas alergias, congestión nasal y otros.

 

Proceso de patente
Debido al interés hacia la investigación de la cura de la rosácea, tanto las empresas como las personas involucradas en este nuevo fármaco, denominado simplemente “Tratamiento Combinado para la rosácea” esperan que salga pronto al mercado.

 
Este tratamiento combinado es sólo el resultante de la combinación de dos medicamentos ya conocidos y que por separado han dado buenos resultados en la reducción del eritema o enrojecimiento facial.
 
Según se ha informado, las ventajas que ofrece este fármaco es una mayor eficacia, una mejor farmacocinética (estudio del paso y los efectos de un medicamento a través del cuerpo), utilización de dosis bajas y reducción de los efectos secundarios o colaterales de su uso.
La patente refiere, además, al desarrollo de productos tópicos tales como:

 

  • Una crema compuesta de Brimonidina tartrato al 0.5% y Oxymetazolina al 0.5%
  • Un ungüento compuesto de Brimonidina tartrato al 0.5% y Oxymetazolina al 0.5%
  • Un gel compuesto de Brimonidina tartrato al 0.18% y Oxymetazolina al 0.2

 

Este fármaco ha sido desarrollado por Nathalie Wagner, Michael Graeber y Matthew James Leoni, quienes han venido trabajando en un tratamiento para las arañas vasculares y el eritema.
 
Las ventajas que ofrece este nuevo fármaco es el hecho de utilizar otros dos ya conocidos y que han resultado benéficos en pacientes con rosácea, pudiendo llegar a predecirse algunos resultados.
 
Asimismo, los mínimos efectos secundarios que pudiera causar, en comparación con otros tratamientos (como el láser por ejemplo), lo hace más atractivo para personas de pieles más sensibles  como niños y adolescentes.
 
Quizá en este tratamiento combinado esté la tan anhelada cura definitiva a la rosácea, pudiendo sentar un gran precedente en el tratamiento de otras enfermedades cutáneas de difícil tratamiento.

 

Recursos: http://appft1.uspto.gov/netacgi/nph-Parser?Sect1=PTO1&Sect2=HITOFF&d=PG01&p=1&u=/netahtml/PTO/srchnum.html&r=1&f=G&l=50&s1=20120082625.PGNR.

Cuidados para la piel afectada por Rosácea

La rosácea, enfermedad crónica que causa enrojecimiento e hinchazón en la piel, se trata de diversas maneras a fin de controlar el avance y deterioro de la piel afectada. El tratamiento más común en clínicas y hospitales es la administración de metronidazol o tetraciclinas, su desventaja es que pueden tardar semanas e incluso meses en dar muestra de mejora.

Recientemente, se han ido implementando tratamientos naturales para combatir esta afección, no obstante, los especialistas recomiendan reforzar estas terapias alternativas con rutinas para el cuidado de la piel para reforzar la curación de la zona afectada.

Algunas de estas rutinas para el cuidado de la piel son:

  • Evitar el agua caliente: si lavas la zona afectada con agua a alta temperatura, acelerarás su deterioro. Las saunas también deben evitarse.

  • Limpiar suavemente: utilizar un jabón suave y enjuagar con agua tibia o fría. Secar la piel con una toalla o paño de algodón.

  • Usar la medicación sólo después del secado: nunca deberá aplicar cremas ni ungüentos con el rostro aún húmedo. Lo recomendable es esperar que esté totalmente seca la piel, algo que puede tardar entre cinco o diez minutos, y posteriormente aplicar el tratamiento o maquillaje.

  • Cuidado con las afeitadoras: en el caso de los hombres, deberán utilizar máquinas de afeitar con protección en los extremos y evitar las lociones que puedan producir quemaduras.

  • Utilizar productos que reparen la barrera de la piel y protector solar: el primero, coadyuva a la retención de agua, por lo que repara la piel dañada y la suaviza. El protector solar, por su parte, evita que la piel se exponga directamente al sol.

  • Repetir el proceso en la noche: limpiar la cara suavemente para retirar el maquillaje y la suciedad acumulada durante la jornada. Aplicar el tratamiento recomendado por el médico.

El sol y la rosácea

La exposición prolongada al sol es causante no sólo de la aparición de la rosácea, sino de otras afecciones  tales como el envejecimiento prematuro de la piel, las manchas blancas y pecas, e incluso el cáncer de piel.

Para cuidar la zona afectada de los efectos del sol, los galenos recomiendan el uso de protector solar indicado para pieles sensibles, con un Factor de la Protección del Sol (FPS) de 45 o más. También es adecuado el uso de sombreros o gorros que protejan el rostro y evitar exponerse al sol sobre todo entre las 10:00 de la mañana y las 3:00 de la tarde.

Al exponerse a los rayos ultravioleta UVA y UVB, se aumenta el Factor Endotelial Vascular del Crecimiento (FEVC), sustancia que puede afectar a los vasos sanguíneos haciendo que éstos proliferen indiscriminadamente. Asimismo, estos rayos agravan la fototoxicidad y contribuyen a la aparición del cáncer.

También es ideal la permanencia en ambientes con temperatura óptima, es decir, ni muy alta ni muy baja pues el frío también puede causar daño a la piel afectada. Además, es imprescindible el uso de cremas hidratantes.

 

Tratamiento con Ácido Paraaminobenzoico o PABA

Esta vitamina además de frenar la caída del cabello y la aparición de canas, contribuye eficazmente al tratamiento de afecciones cutáneas tales como el vitíligo, manchas, flacidez, entre otras. Asimismo, protege la piel de los rayos ultravioleta, previniendo las quemaduras causadas por el sol y el deterioro de la dermis.

El ácido paraaminobenzoico debe consumirse con cuidado puede ocasionar reacciones alérgicas tales como diarrea, mareos, fiebre, vómitos y, en el peor de los casos, estado de coma.

Es posible encontrarlo de forma natural en productos tales como las espinacas, los champiñones, granos integrales y la melaza, por lo que los especialistas recomiendan una dieta rica en estos alimentos y una rutina diaria para el cuidado de la piel.

H. Pylori, Una de las Causas de la Rosácea

H. Pylori, Una de las Causas de la Rosácea…La Rosácea es una enfermedad cutánea caracterizada por el enrojecimiento de la cara y los ojos, padecida por más de 45 millones de personas en el mundo y se estima que el 30% de ellas sólo en Estados Unidos.

Conocida también como “Vasoneurosis”, la Rosácea causa que la cara se enrojezca, pudiendo aparecer úlceras cutáneas similares al acné e hinchazón en área afectada. Esta afección es padecida mayoritariamente por personas de piel blanca, por lo que en Europa ha llegado a llamársele “la maldición de los celtas”.

Hasta hace poco se desconocía el porqué de este trastorno, sin embargo, estudios recientes han relacionado al Helicobacter Pylori o Hpylori como una de las causas de la Rosácea.

¿Qué es el Hpylori?

El Helicobacter Pylori es la bacteria causante de enfermedades crónicas como la úlcera péptica y está clasificada como carcinógeno tipo I. Asimismo, está asociada a la gastritis crónica.

Según estadísticas, aproximadamente el 50% de la población mundial está infectada con el Hpylori, sin embargo, no todos llegan a desarrollar algún tipo de síntoma de infección.

¿Cómo contraes la bacteria?

El Hpylori se contrae por medio oral, generalmente por la saliva; también por vía fecal-oral al ingerir comida o agua contaminadas con desechos fecales de personas infectadas con el microorganismo. Del mismo modo, se contagia fácilmente entre personas que comparten alimentos o baños.

La tasa de contagio en países en vías de desarrollo asciende a 70% u 80% debido a las condiciones de insalubridad y hacinamiento propias de algunas comunidades de estos países.

Helicobacter Pylori, una de las Causas de la Rosácea

Actualmente, se ha relacionado al microorganismo con patologías extradigestivas tales como las enfermedades dermatológicas, entre las cuales destaca la rosácea, la cardiopatía isquémica y la urticaria crónica.

En el caso de la rosácea, tal asociación ha sido hecha debido a que, en un estudio reciente, el 84% de los afectados por rosácea presentaban gastritis por Hpylori positiva.

Asimismo, hace poco se demostró la prevalencia de anticuerpos específicos frente a la Helicobacter Pylori, reafirmando la posibilidad de que sea una de las causas de la aparición de la rosácea.

Síntomas de contagio de Hpylori

Los síntomas más frecuentes son:

Dolor en el abdomen

Pérdida de apetito y de peso

Mal sabor en la boca.

Náuseas y vómitos

Distensión abdominal

Eructos y flatulencias

Diagnóstico

Entre los diversos tratamientos pueden citarse el test de aliento de urea; antígeno en heces, el cual se realiza un mes después de concluir el tratamiento antibiótico; endoscopia digestiva alta, histología por medio de biopsia y cultivos.

Tratamiento del Hpylori

Se recomienda que inicialmente la infección sea tratada con antibióticos tales como la claritromicina y la amoxicilina, los cuales se combinan con el omeprazol, que es un inhibidor de bomba de protones. Este tratamiento dura diez días.

Existe, además, la cuádruple terapia, la cual incluye omeprazol, metrodinazol, bismuto coloidal y tetraciclina. El tratamiento se mantiene durante catorce días.

Los especialistas recomiendan no consumir alimentos grasosos como la mantequilla, las frituras o la comida “chatarra” durante el tratamiento, para así garantizar la eliminación del microorganismo.